Mostrando 1–12 de 36 resultados

Show sidebar

Pack 2 Sillas Oficina Studio

199,90
Añadir al carrito

Silla Oficina Celta Romeo

94,50
Añadir al carrito

Silla Oficina Celta

79,95
Añadir al carrito

Silla Oficina Cash

131,96
Seleccionar opciones
Cerrar

Silla de Oficina Adel

433,00
Seleccionar opciones
Cerrar

Silla de Oficina Executive

169,25
Seleccionar opciones
Cerrar

Silla de Oficina Axel

229,95
Seleccionar opciones
Cerrar

Silla de Oficina Sara

325,68
Seleccionar opciones
Cerrar

Silla de Oficina Executive

313,12
Seleccionar opciones
Cerrar

Silla de Oficina Marta

325,68
Seleccionar opciones
Cerrar

Silla de Oficina Ruth

166,76
Seleccionar opciones
Cerrar

Silla de Oficina Catta

200,57
Seleccionar opciones

Sillas de Escritorio

Las sillas de escritorio están pensada específicamente para pasar un espacio largo de tiempo delante de un ordenador o estudiando con cualquier soporte físico. Estas sillas deben ser cómodas y contar con un apoyo lumbar, entre otras cosas. El cuerpo agradece que tenga función de reclinado y asientos de altura regulable. Encuentra ya tu silla versátil adecuada. 

Para saber qué sillas de escritorio debes comprar, primero debes tener en cuenta cuánto tiempo vas a pasar delante del escritorio, ya que es esencial que se mantenga una buena postura cuando estamos sentados. Para evitar dolores y problemas de salud, y mejorar la circulación de la sangre, una silla de escritorio debe ser ergonómica, cómoda y ajustable a las dimensiones de la mesa y a nuestras comodidades. Ten en cuenta estos puntos antes de encontrar la silla de escritorio que deseas.  

En primer lugar, tener en cuenta si necesitamos una silla de escritorio con o sin ruedas. Las sillas con ruedas son las más comunes ya que permiten moverse con mucha facilidad, incluso estando sentado. Hay que pensar que si nuestro escritorio está sobre un suelo irregular, una silla de oficina sin ruedas será la mejor opción. Por otra parte, se deberá saber si queremos la silla con o sin reposabrazos.

Si se va a utilizar durante varias horas al día, es importante que los reposabrazos tengan el ajuste correcto para que los codos descansen de forma natural (con los hombros relajados). Si se busca una silla más ligera y flexible, se debe optar por una silla sin reposabrazos. Además, este elemento resulta poco práctico cuando impiden que la silla quepa debajo del escritorio. 

Hay que recordar ajustar la silla para lograr la máxima comodidad: ajusta el asiento para sentarte lo más atrás posible de la silla, teniendo la parte inferior de la espalda apoyada en el respaldo de una manera correcta. Lo recomendable es que haya un espacio de 3 dedos (aproximadamente) entre la parte posterior de las rodillas y el borde de la silla. Ajusta también la altura: los reposabrazos deben estar al mismo nivel que el escritorio. Los codos y los brazos deben apoyarse sobre la mesa en un ángulo natural. Por último, no olvides ajustar el respaldo cuando te encuentres frente al escritorio, sentándose en posición vertical durante el máximo tiempo posible. Recuerda reclinar el respaldo cuando quieras una postura más relajada. 

Entra en Gaalam y descubre la gran variedad de sillas de escritorio de la que disponemos.